Loading
Tips para comprar lo que anhelas ¿ahorro o compra a crédito?

Estrategias financieras para comprar esos productos que tanto anhelas

Valerie Cifuentes
Escrito por:

Valerie Cifuentes

Educación financiera | 17 nov 2023

Lectura de 5 min

Es posible comprar lo que anhelas sin que tus finanzas se resientan. Te daremos algunas estrategias para lograrlo. Toma nota.

No olvides que comprar responsablemente con crédito podría ayudarte a construir un mejor historial crediticio. Esto les permitirá a las entidades financieras saber cómo te comportas como consumidor y te abrirá la puerta a nuevos créditos con mayores montos y mejores tasas.

Todos queremos comprar algo que nos ilusiona: una casa, un carro, viajar, ir a conciertos o renovar el closet. Para materializar este sueño hay que actuar, sin descuidar las finanzas personales.

Si eres de los que anhelan darse un gustico o comprarse lo que siempre has querido, llegaste al lugar exacto.

¡Alerta, spoiler! Aquí no te vamos a juzgar, pero sí encontrarás algunos consejos para comprar eso que quieres sin afectar tus finanzas. ¡Empecemos!

Haz un presupuesto mensual y diversifica tus ingresos

Hay varias plantillas en internet que podrían ayudarte a organizar tus ingresos y gastos del mes. Con ellas podrías identificar cuánto te queda después de cubrir tus gastos básicos como servicios, transporte o alimentación.

Si tienes más gastos que ingresos, revisa dónde recortar gastos o cómo aumentar tus ingresos. No dependas solo de una fuente de ingresos; en su lugar, piensa qué actividades extra puedes emprender o en qué invertir para tener dinero adicional a tu salario:

Podrías vender artículos que ya no necesites, como la ropa que no uses y esté en buen estado. Utiliza las redes sociales u otras plataformas en línea para vender.

Otra manera de liberar recursos es consolidar tus deudas en un solo banco y negociar que te ofrezca una tasa de interés más baja.

¿Es mejor hacer un plan de ahorro o comprar a crédito?

Esta pregunta es muy común y la respuesta es… depende. Depende de cada caso, de tus objetivos, de qué te quieras comprar. Una manera fácil de saberlo es cuánto dinero necesitas.

Elabora un plan de ahorro mensual si lo que quieres comprar no requiere mucho dinero y no es urgente porque es un deseo y no una necesidad (por ejemplo, comprarte ropa o unos tenis nuevos):

Identifica cuánto te cuesta ese “gustico” y cuánto podrías destinar mes a mes para comprarlo sin afectar tu flujo de caja. Si quieres unas zapatillas de $600.000 y al mes tienes libres $100.000, te tomaría seis meses ahorrar para comprarlas.

En caso contrario, si tu anhelo requiere un mayor presupuesto o esfuerzo (como un carro o una vivienda), podrías pedirle a una entidad que te preste dinero. Eso sí, trata de no dejar de lado el ahorro: te ayudará a tener un colchón para pedir menos plata prestada o para abonar extras a tu deuda cada vez que puedas.

¿Quieres comprar con crédito?

Si te vas a endeudar a más de una cuota, recuerda que desde finales de 2021 endeudarse sale más caro en Colombia, porque las tasas de interés han subido para intentar frenar el consumo y, por esta vía, bajar la inflación.

Es importante que compares los créditos con varias entidades. Esto te ayudará a encontrar la opción que mejor se adapte a ti en tasas y plazos.

No olvides que comprar responsablemente con crédito podría ayudarte a construir un mejor historial crediticio. Esto les permitirá a las entidades financieras saber cómo te comportas como consumidor y te abrirá la puerta a nuevos créditos con mayores montos y mejores tasas.

¿Cómo darle un buen uso al crédito? La primera recomendación es que compres tus productos a pocas cuotas (preferiblemente una o dos), así garantizas que los intereses que pagues sean menores.

Pero si se trata de algún producto o servicio que te beneficiará durante un buen tiempo y mejorará tus ingresos (como un computador para trabajar o un curso), plantéate pagarlo a varios meses. No olvides revisar tu capacidad de pago o tus deudas antes de comprar a crédito:

Tus deudas no deben superar el 35% o el 40% de tus ingresos netos (es decir, lo que te queda cuando ya has cubierto todos tus gastos)[2] . En caso de que superes este porcentaje, tu bienestar financiero podría estar comprometido. ¡Préstale atención!

Tus deudas no deben superar el 35% o el 40% de tus ingresos netos (es decir, lo que te queda cuando ya has cubierto todos tus gastos)

Cuatro métodos de ahorro personal que podrían ayudarte

Antes de seguir avanzando, debemos sacarnos de la cabeza la frase popular de “yo no ahorro porque no me alcanza”. Lo importante es empezar y crear el hábito si no lo tienes. [3] Te recomendamos empezar con lo que puedas y tan pronto veas lo que vas logrando, podrías subir el monto que ahorras.

La regla 50/30/20

Divide tus ingresos mensuales en tres grandes canastas: el 50% para cubrir gastos básicos (hacer mercado, pagar el arriendo y la administración, servicios públicos, entre otros); el 30% para darte gustos como salir con tus amigos o comer por fuera, y el 20% restante para ahorrar (reunir para la cuota inicial de tu casa, por ejemplo).

Pilas con los gastos hormiga

Anotar cada cosa que compras o pagas, por más insignificante que parezca, te ayudará a identificar qué gastos pequeños te pueden estar saliendo costosos si los sumas. También será clave para pensar en una estrategia para ir eliminándolos, y lo que gastabas en ellos, ahorrarlos o invertirlos.

Supón que todas las mañanas te compras un café con galletas. Ese gasto, que parece pequeño, cuando lo sumas, realmente no lo es. ¿Podrías bajarle a esas compras y parte de ese dinero que liberas usarlo para, por ejemplo, unas nuevas zapatillas?

Separa tu plata en bolsillos

Cada vez que recibas un ingreso, separa lo que destinas a cada gasto en un “bolsillo” de tu cuenta de ahorros Bancolombia o del banco en el que tengas tu dinero. Los bolsillos los puedes crear tú mismo y ponerles un nombre para identificarlos y cumplir objetivos.

Así, si tu sueño es viajar, crea un bolsillo en tu cuenta de ahorros que se llame “viajes”, y cada que puedas lo vas llenando. Haz de cuenta que es como un bolsillo “secreto” donde separas plata de tu cuenta para eso que anhelas.

No olvides dejar dinero para el ahorro. Empieza por ahorrar lo que puedas, aunque se recomienda que sea al menos el 10% de tus ingresos del mes.

Debemos sacarnos de la cabeza la frase popular de “yo no ahorro porque no me alcanza”. Lo importante es empezar y crear el hábito si no lo tienes.

El ahorro programado

Pregúntale a tu banco si tienen la opción del ahorro programado. Este servicio te ayudará a ahorrar en el tiempo que establezcas. Por ejemplo, si tu meta es ahorrar un millón de pesos en diez meses, te debitarán automáticamente $100.000 de tu cuenta cada mes.

Entre los beneficios de tener un plan de ahorro o hacer un ahorro programado es que puedes cumplir objetivos financieros, como comprarte un mejor televisor o estudiar un posgrado.

Sácale provecho a tus tarjetas

Pregúntale a las entidades financieras a qué descuentos puedes acceder si compras con tarjeta de crédito.

Hay bancos que tienen alianzas con supermercados, tiendas de ropa o aerolíneas y, si usas tu tarjeta de crédito, puedes disfrutar de ofertas e incluso acumular puntos o millas para redimir en nuevas compras.[4] Por ejemplo, en Tu360Compras tienes la posibilidad de recibir descuentos en viajes u otros productos si pagas con tarjetas Bancolombia, como es el caso de la tarjeta Mastercard, la cual brinda descuentos ocasionales.

También podrías consultar con tu banco si por tener tu plata en la cuenta de ahorros te pueden ofrecer mejores rendimientos. En todo caso, no olvides los costos que asumes al tener una tarjeta de débito o crédito (la cuota de manejo, por ejemplo).

Hay bancos que tienen alianzas con supermercados, tiendas de ropa o aerolíneas y, si usas tu tarjeta de crédito, puedes disfrutar de ofertas e incluso acumular puntos o millas para redimir en nuevas compras.

Conclusiones

No te quedes con las ganas de comprar un producto: ponlo en tu radar financiero.

Compara en varios lugares cuánto cuesta, para encontrar la opción que más se adapte a tu presupuesto, revisa si puedes comprarlo con un plan de ahorro mensual o con crédito, o ponte un objetivo de cuándo quisieras tenerlo: ¿a corto, mediano o largo plazo?

Aprovecha también los descuentos y beneficios que ofrecen algunos comercios como Tu360Compras o tarjetas de entidades financieras como Bancolombia, te permitirán ahorrar un % de tus compras, acumular puntos o recibir ofertas especiales por ser cliente.

Frase sugerida para ResaltarFrase sugerida para ResaltarFrase sugerida para ResaltarFrase sugerida para Resaltar

Continúa leyendo

Tener un gimnasio en casa: beneficios económicos y de bienestar

Tener un gimnasio en casa: beneficios económicos y de bienestar

Tener un gimnasio en casa significará más tiempo para ti, ahorro a largo plazo y resultados físicos sostenibles en el tiempo. En definitiva realizar esta inversión es una decisión inteligente para tu bienestar físico, mental y tu economía.

¿Te gustó el contenido?

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

hand-index

También te puede interesar

Black Days Colombia: tips para saber aprovechar las ofertas

Black Days Colombia: tips para saber aprovechar las ofertas

Ahorrar dinero en las compras de fin año es más fácil con los Black Days de Tu360Compras. Son días de ofertas increíbles a propósito del Black Friday. Alístate en noviembre para comprar todo lo que quieres a precios únicos, desde casa y de forma segura.

¿Cómo sacarle provecho a las temporadas de descuentos por internet?

¿Cómo sacarle provecho a las temporadas de descuentos por internet?

Aprovecha las temporadas de descuentos: compara precios con anticipación, verifica la autenticidad de las ofertas, regístrate en tiendas para conocer las promociones exclusivas y elige los métodos de pago con ventajas adicionales. Compra con inteligencia.

¿Es hora de renovar tu carro? Analiza estas claves

¿No sabes si es hora de cambiar tu carro? Te ayudamos a decidir

El dólar bajó y la inflación se estabilizó. Quizá sea buen momento para cambiar tu carro. Revisa el que tienes y decide si aprovechas la oportunidad.

Loading