Loading
¿Quieres un vehículo, pero no sabes cómo pagarlo?

Tres formas de comprar tu próximo vehículo según tus posibilidades

Alfonso López Suárez
Escrito por:

Alfonso López Suárez

Educación financiera | 31 oct 2023

Lectura de 5 min

Comprar un vehículo nuevo es una decisión que requiere una buena planeación. Para conseguir el monto que vas a pagar tienes varias opciones, desde el ahorro programado hasta el préstamo.

Si piensas comprar un carro o una moto, seguramente te estás haciendo preguntas como: ¿Necesito muchos ahorros? ¿Me pueden financiar todo el vehículo? ¿Es mejor pagarlo de contado?

Comprar un vehículo puede ser un poco abrumador al principio, sobre todo si no estás familiarizado con las distintas opciones que ofrece el mercado. Por eso es importante que conozcas qué alternativas tienes, qué ventajas ofrecen y cuál te conviene más según tus necesidades y tu presupuesto.

Tres modalidades para comprar tu carro o moto

1 Pago de contado

Esta es la opción más directa para comprar tu carro o moto. Significa que, al comprarlo, pagas el precio total del vehículo. Como no necesitas un préstamo, no pagarás intereses ni otros costos asociados al financiamiento. También evitas contratos o compromisos a largo plazo. Solo tienes que elegir el carro o moto y pagarlo.

Claro, lo difícil es reunir todo el dinero.

Si no cuentas con el capital suficiente, puedes crear un plan de ahorro programado. Una opción es abrir una cuenta de ahorros y depositar cada mes una cantidad fija

Ten en cuenta que esto es a largo plazo y depende de tus ingresos y gastos mensuales.

2 Crédito para vehículo

Otra opción es pedir un crédito para vehículo, un préstamo que ofrecen las entidades financieras, como los bancos, para financiar la compra de un carro. Una gran ventaja de esta modalidad es que el vehículo no debe necesariamente ser nuevo. También puedes conseguir un crédito para vehículo usado.

Por lo general, el banco presta hasta el 80% del precio total del carro o la moto y tú debes pagar el 20% restante. Ese 20% se llama el anticipo o la cuota inicial. Sin embargo, en algunos casos, si tienes un buen historial de crédito o una buena capacidad de pago, podrías conseguir que te financien todo el valor del vehículo.

De cualquier modo, ya sea que te presten el 70, el 80 o el 100% del monto, el préstamo lo pagarás en cuotas mensuales a un plazo de 12 a 84 meses, según las condiciones que establezcas con la entidad bancaria.

Si quieres saber cuánto sería la cuota mensual de un crédito de vehículo, puedes usar un simulador de crédito para vehículo como el de Tu360Movilidad. Con él puedes calcular diferentes escenarios según el monto que solicitarás, el plazo y el anticipo.

Lo bueno del crédito para vehículo es que no necesitas tener todo el dinero de entrada. Con un anticipo razonable, te llevas tu carro o moto a casa y vas pagando el saldo poco a poco.

Eso sí, ten en cuenta que pagarás intereses por el monto financiado.

Además, mientras pagas las cuotas, eres el propietario legal del vehículo, pero tienes que registrar una prenda a favor del banco hasta cubrir toda la deuda. Puede ser el propio vehículo comprado u otro que tengas, un inmueble, una maquinaria o un equipo, entre otras cosas de valor.

3 Leasing para vehículos

El leasing es otra de las alternativas que puedes considerar para comprar un carro a crédito. Consiste en un contrato que te permite usar un vehículo por un periodo determinado como si fuera tuyo. Pero, a diferencia de la compra, con el leasing no eres el dueño del vehículo. Es decir, el banco te lo presta durante el tiempo que dura el contrato, mientras vas pagando cuotas mes a mes.

En algunos casos, la entidad financiera puede prestar hasta el 100% del precio del carro o la moto, según tu capacidad de endeudamiento, como lo puedes ver en Tu360. Cuando se termine el contrato, tienes la opción de quedarte con el vehículo. Para esto tendrás que pagar al banco un porcentaje del valor que te prestaron al inicio, que suele ser entre el 1% y el 10% de lo que te financiaron.

Esta modalidad no solo se usa para carros o motos nuevas. También puedes optar por el leasing de vehículos usados. Sin embargo, esta no es una opción ofrecida por todos los bancos.

Más allá de la compra: el alquiler de vehículo como una opción flexible

Otra alternativa interesante es el renting de vehículo. En lugar de comprar, una compañía te alquila un carro o una moto. Esta opción te brinda una gran flexibilidad, ya que puedes disponer del vehículo durante el tiempo que acuerdes y, al finalizar el contrato de arrendamiento, simplemente lo devuelves. Lo mejor de todo es que solo tendrás que pagar una cuota mensual.

Una de las principales ventajas del renting es que te despreocupas de los trámites y temas de mantenimiento del vehículo. No tendrás que lidiar con pagos de matrículas, impuestos, SOAT y seguros, ya que todo está cubierto por la cuota mensual. Además, el mantenimiento del vehículo, incluyendo reparaciones mecánicas después de la garantía, también está incluido.

Esta modalidad es ideal para ti si:

  • No quieres atarte a un vehículo mucho tiempo y preferirías cambiar frecuentemente de modelo o marca.

  • Quieres probar un vehículo por un tiempo antes de comprarlo.

  • Te mudas seguido de ciudad por trabajo.

  • No usas constantemente el vehículo.

  • Tu presupuesto mensual no te permite asumir un crédito para vehículo.

  • Tienes una empresa y quieres disponer de una flota de vehículos sin comprarlos.

En Tu360, por ejemplo, puedes firmar un contrato por 48 meses, con el que podrás disfrutar de un carro nuevo a cambio de un pago mensual fijo. Una de las ventajas del alquiler de carro es que, como no es un financiamiento de vehículos, no necesitas cuota inicial ni pagar una opción de compra como en el leasing.

Una de las ventajas del alquiler de carro es que, como no es un financiamiento de vehículos, no necesitas cuota inicial

Conclusiones

Comprar un vehículo es una decisión importante que implica considerar tus posibilidades financieras. Ya sea de contado, con la modalidad de crédito o con leasing para vehículos, debes informarte bien y sacar cuentas para elegir la opción que mejor se adapte a tu realidad económica actual y futura.

Es fundamental que evalúes detalladamente cuánto puedes pagar mensualmente sin descuidar tus demás obligaciones. Un vehículo ofrece movilidad y comodidad, pero también es una responsabilidad financiera. Por ello lo mejor es que te tomes tu tiempo para explorar las alternativas, y así optar por la que sea asequible y manejable para ti.

Continúa leyendo

¿No sabes si es hora de cambiar tu carro? Te ayudamos a decidir

¿Es hora de renovar tu carro? Analiza estas claves

El dólar bajó y la inflación se estabilizó. Quizá sea buen momento para cambiar tu carro. Revisa el que tienes y decide si aprovechas la oportunidad.

¿Te gustó el contenido?

Únete a la conversación, te invitamos a compartir este artículo.

hand-index

También te puede interesar

¿4x4 o deportivo? Descubre el tipo de carro para tu estilo de vida

¿4x4 o deportivo? Descubre el tipo de carro para tu estilo de vida

En enero de 2023, el sedán Chevrolet Onix se quedó con el título del carro más vendido en Colombia. Entre las SUV, la líder fue la Renault Duster. ¿Qué tipo de carro comprarías tú?

"¿Touring, deportiva o urbana?: guía para elegir tu moto nueva "

¿Touring, deportiva o urbana? Guía para elegir tu moto nueva

Las motos son el medio de transporte más popular en Colombia. Solo en el primer semestre de 2023 se vendieron casi 350.000 unidades. ¿Cuáles son las categorías de motos disponibles?

¿Cómo avanza Colombia hacia la movilidad sostenible?

¿Cómo avanza Colombia en su camino hacia la movilidad sostenible?

Con este informe descubre la importancia de la movilidad sostenible y su influencia para el 2030 en Colombia. Analiza la evolución de vehículos híbridos y eléctricos en el país, así como las tendencias que pueden influir en tu negocio o empresa.

Loading